La Dieta Mediterránea: Fuente de Omega 3

La Dieta Mediterránea: Fuente de Omega 3
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

Todos hemos oído hablar de los increíbles beneficios de la dieta mediterránea, su importancia en la salud  no se limita al hecho de que sea una dieta equilibrada, variada y con un aporte de macronutrientes adecuado. A los beneficios de su bajo contenido en ácidos grasos saturados y alto en monoinsaturados, así como en carbohidratos complejos y fibra, hay que añadir los derivados de su riqueza en sustancias antioxidantes.

En ocasiones nuestro ritmo de vida tan ajetreado provoca que nos alimentemos de modo incorrecto y con un exceso de grasas y componentes químicos industriales, muy perjudiciales para nuestra salud. La dieta mediterránea implica además de un estilo de vida particular, un aporte variado y equilibrado de productos naturales y tradicionales, procedentes de esta zona bañada por el mar Mediterráneo. Son básicas las frutas, verduras, legumbres, cereales, aceite de oliva como fuente de grasa, pescado, y en cantidades más moderadas, los huevos y las carnes de aves.

Ciertos estudios nutricionales efectuados tanto en Grecia como en otros  países de la costa mediterránea, concluyeron ya en los años 60 que la  dieta mediterránea es una de las más completas, equilibradas y sanas que existen. Las dimensiones a las que siempre se suele concluir son las siguientes:

  • Menor obesidad.
  • Mayor esperanza de vida.
  • Menor índice de enfermedades cardiovasculares y degenerativas.
  • Bajo nivel de colesterol en sangre

Es importante que conozcamos que la dieta mediterránea, ayuda a cubrir los requerimientos diarios de omega 3, porque contiene alimentos ricos en este tipo de   grasas, como son los cereales integrales, los frutos secos y los pescados azules.

Si quieres cubrir la cuota recomendada de omega 3 usando para ello ingredientes varios, te contamos que entre los pescados con más omega 3 se encuentran la caballa, el arenque, el salmón y el caviar. Aunque también podemos obtener pequeñas cantidades de este tipo de grasas del atún, las sardinas, el bonito o las anchoas.

Entre los alimentos de origen vegetal con omega 3 destacan la linaza o semillas de lino, así como también las semillas de chía que podemos añadir a una ensalada o a unas cookies. También podemos sumar omega 3 empleando quinoa para una ensalada, porque este pseudocereal ofrece más de 8 gramos de omega 3 por cada 100 gramos.

Por otro parte, la avena, las nueces y algunos aceites como el de canola, soja y nuez, también son buenas fuentes de omega 3 en el reino vegetal.

Sin comentarios

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.