Cómo reducir el olor a pescado en la cocina

Cómo reducir el olor a pescado en la cocina
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

 
Comer pescados y mariscos suele ser un placer para la mayoría, sin embargo, es casi inevitable que nuestra cocina, nuestros utensilios e incluso nuestras manos se inunden de un aroma que puede llegar a ser muy penetrante y hasta molesto.

El motivo de que esto suceda es que la cocción del pescado libera unas moléculas aromáticas volátiles formadas por fragmentos de ácidos grasos del pescado que reaccionan con un compuesto denominado óxido de trimetilamina o TMAO, un compuesto que equilibra la salinidad del cuerpo del pez.

Desde tiempos remotos, nuestras madres y abuelas han transmitido de generación en generación múltiples secretos acerca de cómo reducir el olor a pescado en casa, y hemos decidido recopilar los más interesantes -y hasta extraños- para nuestros lectores:

  • Colocar durante la misma cocción un paño empapado en vinagre entre la boca de la olla y la tapa de la misma.
  • En el caso de platos, tazas y vasos, frotarlos antes de limpiarlos con residuos de café, o bien enjuagarlos primero con agua fría y aclarar en agua muy caliente a la que añadiremos un poco de bicarbonato.
  •  También se dice que quemar café molido en una sartén permite reducir el aroma en la cocina tras cocinar pescado.
  •  Para reducir el aroma tras cocinar, se pueden frotar previamente los filetes de pescado crudos con jugo de limón, secarlos cuidadosamente y envolverlos para poner luego en el refrigerador o congelador.
  • Se dice que sumergir el pescado en leche antes de cocinarlo ayuda mucho a reducir la intensidad del aroma.
  • Para eliminar el olor de las manos se frotan con bicarbonato antes de lavárnoslas, y en el caso de las superficies de cocina, limpiarlas con vinagre blanco.
  • Cuando se trate de pescado al horno, colocarlo sobre un papel de aluminio con cáscaras de naranja o limón.
  • Si el refrigerador es víctima de este olor, se dice que colocar dentro de él una papa picada por la mitad con sal eliminará el olor en un par de horas.
  • El truco más exótico que descubrimos: Una cocción de agua con azúcar, un clavo de olor, cáscara de limón y una pizca de canela molida. Se dice que los vapores aromáticos que desprende esta mezcla ayudan a dejar la cocina libre de olor a pescado.

Les invitamos a compartir con nosotros sus propios secretos, por más simples o exóticos que sean, o bien comentarnos si alguno de éstos les funcionó mejor que otro.

Sin comentarios

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.